Portar
los modestos dones

Este nuevo libro de la colección Ciudad Vivida del fondo editorial del Archivo Fotografía Urbana busca dar un espacio al relato autobiográfico, siempre vinculado con la fotografía

POR: Fundación para la Cultura Urbana

El hombre por naturaleza es un ser que siempre ha tenido la necesidad de contarse, es su manera de construir una memoria que le ayude a su tiempo y a los que vendrán, que le permita luchar contra con el olvido o, al contrario, le permita, a través de esas historias, saber olvidar. El género autobiográfico ha ganado terreno y se ha venido consolidando como uno de los más interesantes del momento, en el que lo inmediato y lo perecedero está a la orden del día. Pero, ¿qué hace que una historia personal sea atractiva para otros? El lenguaje, por supuesto.

Durante la pandemia, el escritor y gestor cultural, Ricardo Ramírez Requena, abrió un taller de escritura autobiográfica que ayudó a muchos a sostenerse a través de la palabra, a potenciar esas historias que estaban en silencio y que necesitaban ser contadas. Luego, estas historias fueron publicadas digitalmente de la mano de Prodavinci y el crítico Carlos Sandoval. De ahí nace Portar los modestos dones (una muestra de literatura autobiográfica), un título alegórico al poema de Joseph Brodsky «24 de diciembre de 1971» y que, en palabras de Ramírez Requena, busca que nos reconozcamos como somos, sin soberbias, capaces de mirarnos como gente común y corriente, de contar nuestra propia historia.

Diez textos fueron los seleccionados para dar vida a este libro, diez autores que narran sus hogares, sus penas, la historia de los suyos o la fuerza de sus oficios. Ellos son: Carolina Acosta-Alzuru, Carol Prunhuber, Eddy Chacón, Roberto Mata, Reyva Franco, Nydia Ruiz, Ophir Alviárez, Ricardo Cie, Liliana Fasciani y María Angelina Castillo Borgo.

Un lienzo que no siempre es azul

En el texto «Robando Azules», Acosta-Alzuru, por ejemplo, hace un tránsito largo por Estambul para encontrarse con el impactante azul del estrecho del Bósforo en tiempos donde el COVID-19 era apenas una sospecha. Es un texto espiritual y cercano con el lector, preciosista en sus descripciones del paisaje, pero también lleno de la energía de los que han recorrido un largo camino para encontrarse consigo mismo.

Irse es también una forma de recordar

Eddy Chacón, por su parte, hace un duro retrato de su infancia y juventud en una de las barriadas más peligrosas de Caracas: el 23 de enero. «Hasta que me fui» es un texto en el que el miedo se convierte en un personaje más en un relato que se narra de forma trepidante hasta su última línea, en el que los amigos perdidos y las noches en vela por las balas que vuelan por todos lados parecen ser el pan de cada día. ¿Es la violencia la verdadera enfermedad del mundo? Es una de las interrogantes que deja sobre la mesa Chacón para los lectores.

Las casas como forma de alivio

La escritura como forma de expiar a los monstruos con los que todos convivimos, la escritura como forma de aliviar la incertidumbre y el dolor. Esto es lo que hace María Angelina Castillo Borgo en «Sé cortes con tus monstruos», un texto que recorre a golpe de recuerdo las casas en las que ha vivido para permitirse construir su mapa geográfico íntimo, que le ayude a reconocer su propio movimiento a través del tiempo. Castillo Borgo nos ofrece una historia construida en siete fragmentos que muestra las marcas de los lugares que ha habitado, a la par que narra el regreso, luego de varios años viviendo en el extranjero, para tratarse un cáncer que la aquejaba y que le permite reencontrarse con los suyos y con una casa muy distinta a la que dejó.

Esta es solo una muestra de la potencia que guardan estas diez historias que se presentan para que cada uno de nosotros podamos asomarnos en ellas y contemplar la realidad contada en clave literaria, historias capaces de conmover hasta al más duro de los lectores y que permanecerán, sin lugar a dudas, a lo largo del tiempo.

***

Fotos: Ophir Alviárez, Carolina Acosta-Alzuru, Astrid Hernández y María Angelina Castillo Borgo.

Biblioteca
FCU
Lecturas
recomendadas

te puede interesar